14 de diciembre de 2008

Desautorizando a Benedetti




En estos días fríos y ociosos, es conveniente y hasta imprescindible

tener a mano una chimenea y una mantita a cuadros

que te arrope el corazoncito.

Breuil



4 comentarios:

Landahlauts dijo...

¿No te gustan las mantas a cuadros???

:)

Breuil dijo...

Landah, ¡me vuelven loca!
Donde se ponga una manta a cuadros que se quite un plumas. Y no salgo a la calle envuelta en una de ellas porque mi sentido del ridículo tiene un límite, aunque a veces no lo parezca. :)

Un puñao de abrazos a cuadros para usté.

isabel dijo...

ya me mire el poema y creo que los hombres prefieren el de Benedeti no tu version ;)

Daniela Haydée dijo...

Mi manta tiene un ciervo, que cada vez que lo miro me recuerda a Bambi. No es muy glaumurosa la chimenea y el ciervo, pero si una buena forma de tener el corazoncillo bien tapadito.

Un abrazo desde el frío sudoeste.